Cuidados de los jardines y plantas cerca del mar
Los jardines necesitan una serie de cuidados para poder estar siempre no solo muy bonitos sino también totalmente sanos. Su mantenimiento varía en función de lo que plantes en ellos, de su tamaño, del clima que haga o de la zona en la que esté, ya que no es lo mismo un jardín en el centro de una ciudad que otro al lado del mar. Hoy me gustaría escribir sobre los jardines que están cerca del mar ya que necesitan que les prestes una atención muy especial.

Es muy importante tener en cuenta que la proximidad con el mar afecta mucho a las plantas, aunque contrarrestar sus efectos es fácil si optas por árboles, plantas, flores y arbustos que son más resistentes y no te despistas en sus cuidados. El principal problema es el salitre, que al estar cerca se adhiere tanto a las plantas como al suelo, pudiendo estropear ambas cosas. Las plantas que son más frágiles lo sufren especialmente ya que sufren desperfectos y se les tapan los poros, así que si vives cerca del mar evita plantas sensibles. Toma nota de los cuidados del jardín cerca del mar:

– Suelo: el más adecuado para plantar es el arenoso ya que el salitre no se acumula en la tierra. En cambio, si eliges uno arcilloso verás que con la sal se formará una costra que afectará negativamente a las plantas.

– Macetas: si vas a cultivar en macetas, jardineras o cualquier otro recipiente, puedes utilizar tierra arenosa pero lo mejor es optar por un preparado especial que venden en las tiendas de jardinería y que hará que las plantas se desarrollen perfectamente a pesar del salitre.

– Riego: el agua de la lluvia es la mejor opción, así que siempre que llueva procura recogerla en cubos para poder ofrecer una mejor agua a tus plantas. Riega pulverizando y mojando bien todas las partes para eliminar el salitre que se haya acumulado. No utilices el riego por goteo ya que con el paso del tiempo se obstruirán los orificios por culpa del salitre.

– Césped: hay muchas especies que son muy sensibles a la sal y se estropean con facilidad, así que lo mejor es elegir las especies que son más resistentes. La mejor opción es elegir las gramas, que es un césped rústico que consume poco agua y se riega muy poco. La Zoysia Japónica es otra especie no solo muy decorativa sino que también consume muy poca agua.