Cuidados del árbol pata de vaca
Conocido como pata de vaca, es un árbol que se llama científicamente Bauhinia forficata y que pertenece al género Bauhinia, compuesto por unas 200 especies de arbustos y árboles que tienen su origen en zonas tropicales de cualquier continente. Entre las especies más conocidas destacan la bauhinia forficata (de la que hablaremos hoy), bauhinia natalensis, bauhinia augusti y bauhinia purpurea, entre otros.

La especie de la que estamos hablando hoy tiene su origen en Sudamérica, aunque con las condiciones adecuadas se puede cultivar en cualquier lugar del mundo. Se le conoce también como falsa caoba o árbol orquídea. Es un árbol que suele superar los 5 metros de altura y que tiene hojas lobuladas que parecen pezuñas de vaca, de ahí su nombre. Sus flores son blancas y grandes, con gran parecido a las orquídeas.

Cuidados básicos

– Utilización: se suele emplear en jardines como ejemplares aislados, y también en paseos. Destaca por sus propiedades medicinales, especialmente como diurético e hipoglucemiante.

– Ubicación: necesita estar en un lugar a pleno sol.

– Temperaturas: el único requisito en este sentido es que no soporta las heladas, así que lo mejor es una temperatura al menos templada durante todo el año.

– Suelo: no es muy exigente en este sentido, aunque prefiere uno que sea ligero, fértil y con un buen drenaje.

– Riego: debe ser moderado ya que no necesita mucha agua, así que deja que se seque totalmente la superficie entre riego y riego para que no haya riesgo de que se encharque.

Cuidados del árbol pata de vaca
– Poda: se puede hacer una después de la floración para conseguir ejemplares más tupidos y bonitos.

– Abono: será suficiente con el abono anual de jardín.

– Multiplicación: se puede hacer por acodo, por semillas (primavera) o por esquejes (final del verano).