Cuidados del árbol toromiro
Conocido popularmente como toromiro, es un árbol que pertenece a la familia de las Leguminosas y al género Sophora, el cual está formado unas 40 especies de arbustos y árboles que tiene su origen en diversos continentes. Su nombre científico es Sophora tetraptera, y entre las especies que más se conocen del género están sophora toromiro, sophora macrocarpa, sophora japonica y sophora longicarinata.

Es un árbol pequeño que no suele superar los 3 metros de altura y que tiene hojas imparipinnadas de unos 10 centímetros de longitud que son verdes y tienen pelillos en el envés. Sus flores son muy atractivas y surgen en racimos amarillos, y el árbol también produce frutos en forma de vaina, muy típico en casi todas las leguminosas.

Cuidados básicos

– Ubicación: necesita estar en un lugar a pleno sol o bien con sombra ligera, pero nunca se desarrollará bien si está a la sombra mucho tiempo cada día.

– Temperaturas: no tiene ningún requisito ya que puede tolerar heladas, aunque una temperatura media es lo ideal durante todo el año.

– Suelo: aunque puede prosperar en un suelo calcáreo y pobre, prefiere uno que sea profundo y esté muy bien drenado.

– Riego: tiene que ser moderado ya que es un árbol muy resistente a la sequía, así que espera a que la tierra se seque entre cada riego para que no haya riesgo de exceso de agua.

– Poda: no la necesita, solamente deberás hacerla para eliminar las ramas viejas, secas o estropeadas.

Cuidados del árbol toromiro
– Abono: aprovecha el abonado anual de jardín para añadir un poco de estiércol o humus.

– Plagas y enfermedades: es resistente a las plagas pero sí puede sufrir enfermedades fúngicas si hay exceso de humedad.

– Multiplicación: el mejor método es a partir de semillas, aunque al ser un árbol difícil de conseguir puede ser difícil encontrarlas. Lo mejor es comprar el ejemplar directamente.