Cuidados del bambú sagrado, una planta típica de la Navidad
¿Ya has decorado tu casa para la Navidad? Pues si eres un amante de la jardinería y las plantas seguro que además del abeto, no faltarán en tu hogar las típicas plantas navideñas. Se considera planta de Navidad a cualquier especie utilizada para la decoración durante la temporada festiva navideña, pudiendo pertenecer a especies muy diferentes: arbustos, árboles, musgos, trepadoras, cactus…

Así, más allá del clásico acebo y del muérdago, se consideran plantas de Navidad especies como el cactus de Navidad, la planta Nochebuena o la nandina o bambú sagrado, planta de la que hoy vamos a hablar y que, a pesar de su nombre, no es un verdadero bambú. Simplemente, sus hojas y tallos se asemejan un poco a los del bambú.

Ideal para cualquier jardín

El bambú sagrado es una especie de arbusto típico de estas fiestas tan entrañables que sorprende por las tonalidades cambiantes de sus hojas y sus frutos rojos. Procedente de China y Japón, este arbusto es ideal para colocar en cualquier jardín, aunque también se puede cultivar en maceta.

Cuidados del bambú sagrado, una planta típica de la Navidad

Cuidados de la nandina

En general, el bambú sagrado necesita una exposición soleada, aunque en ambientes cálidos es mejor destinarle algo de sombra. Por otro lado, debes saber que prefiere suelos bien drenados y húmedos. Eso sí, deberás regar la planta cada tres días en verano y cada diez en invierno.

Otro de los cuidados que deberás proporcionarle a este arbusto es la poda, que deberás hacer cada dos o tres años durante el invierno para mejorar la floración y fructificación los años siguientes. Por último, ten en cuenta que la reproducción se hace por semillas, que se plantan en primavera, o mediante esquejes semi-maduros, en verano. Por supuesto, se trata de una planta resistente a las heladas, además de resistente a las plagas.