Cuidados del bonsai tamarindo
Los bonsais son uno de los árboles preferidos por los amantes de las plantas y la jardinería, especialmente por aquellos que no tienen espacios exteriores ya que son una opción ideal para poder conseguir una decoración natural encantadora. Hay muchísimas especies de bonsais, y hoy me gustaría escribir sobre el bonsai tamarindo. Es de origen africano y hoy en día se cultiva ya casi en cualquier rincón del mundo, especialmente en donde hay climas tropicales y subtropicales.

Es un árbol de hoja perenne y que tiene la corteza delgada, rugosa y de color negruzco. Cuando salen las flores, se agrupan en racimos delgados que son de color amarillo pálido. También tiene frutos, que son legumbres. Toma nota de los cuidados del bonsai tamarindo:

– Iluminación: necesita que sea muy buena, tanto si es luz natural como si es artificial. Obviamente, prefiere la luz natural así que si está en interior procura ponerla cerca de una ventana pero que no le den los rayos del sol de forma directa durante muchas horas al día.

– Temperatura: para poder desarrollarse correctamente necesita vivir en una zona en la que haya clima suave, y especialmente en la época en la que es más joven no puede pasar mucho frío ya que es muy sensible y se estropearía. Si vives en una zona en la que suele refrescar, lo mejor es que estén en el interior de tu hogar o en un invernadero cálido.

– Riego: deja que se seque el sustrato entre riego y riego, pero no dejes que pase el tiempo estando seco. Lo ideal es que siempre tenga humedad pero permitiendo que llegue a secarse para aprovechar más todas sus propiedades.

– Abono: aplícalo una vez al mes desde que llega la primavera y hasta el otoño. Cuando hagas un trasplante, no abones en los 3 meses siguientes.

– Poda: durante el trasplante aprovecha para eliminar y podar las raíces que están por encima de los orificios de drenaje. Elimina también las ramas innecesarias y todas aquellas que no estén en buenas condiciones.

– Trasplante: debe hacerse en primavera y con una frecuencia de 2-3 años.