Cuidados del cactus de interior
En varias ocasiones os hemos hablado de los cactus y de lo bien que pueden quedar tanto en la decoración del hogar como en exteriores. En ambos casos necesitan cuidados diferentes, ya que aunque algunos de ellos son comunes, las condiciones ambientales no lo son. Hoy me gustaría hablarte de los cactus de interior y de los cuidados que necesitan para que puedas sacarles el máximo partido. Este cactus es una de las plantas más sencillas de cuidar en casa, y hasta los que no tienen mucha idea de plantas y jardinería pueden cuidarlos perfectamente.

A continuación te daré una serie de consejos para cuidar los cactus de interior, verás que podrás hacerlo de una forma muy sencilla y sin invertir mucho tiempo. Toma nota:

– La maceta en la que lo pongas tiene que ser rústica y tener un drenaje que permita el fácil flujo del agua mediante los agujeros en la parte inferior.

– En cuanto a la tierra, pon una mezcla que tenga corteza de orquídeas, tierra para macetas, fibra de coco, turba, piedra pómez y moldes de hoja de robles. Con esta mezcla conseguirás los mejores resultados. Replanta cada dos años y ten en cuenta el futuro crecimiento del cactus para saber el tamaño de la nueva maceta.

– El riego debe de ser una vez a la semana durante todo el año, aunque si en invierno el clima es muy frío podrás regarlo con más frecuencia, pero siempre vigilando que no se encharque y que en realidad necesite el agua.

– Por último, la iluminación tiene que ser muy buena, así que ponlo en un sitio en el que le entre la luz natural durante buena parte del día. Aunque en el interior del hogar no suele haber muchos puntos de muy buena iluminación natural, los ideales son una ventana o un mueble que esté frente a una ventana que suela estar con la persiana subida o las cortinas abiertas durante el día.