Cuidados del cactus tricocereo
El conocido como cactus tricocereo se llama oficialmente Trichocereus y pertenece al género Echinopsis, el cual cuenta con más de 25 especies de cactus, todas ellas con origen en Sudamérica. Con las condiciones ambientales adecuadas, puede cultivarse en cualquier lugar del mundo. Es perfecto para exteriores ya que es de crecimiento rápido, y también queda muy bien en balcones o terrazas.

Es un cactus erecto y columnar que puede llegar a medir 5 metros de altura, teniendo ramificaciones desde la base. Sus flores son muy llamativas ya que son grandes y de color rojizo, blanco o verdoso, con la característica de que se abren por la noche y a primera hora de la mañana.

Principales cuidados

– Ubicación: necesita estar en un lugar en el que reciba mucho sol durante buena parte del día. No importa que reciba los rayos del sol de forma directa.

– Temperaturas: el único requisito que tiene en este apartado es que nunca puede estar por debajo de los 3ºC.

– Suelo: no es muy exigente en este sentido, únicamente necesita que sea algo poroso.

Cuidados del cactus tricocereo
– Riego: ha de ser moderado en primavera y otoño, aumentando durante el verano y reduciendo en invierno. Si el invierno es muy frío, no regar nada.

– Abono: necesita una aplicación al año, utilizando un fertilizante mineral complejo que sea de calidad.

– Plagas y enfermedades: este cactus no suele ser atacado con frecuencia, pero si el riego que le aplicas no es el adecuado puede sufrir enfermedades causadas por hongos.

– Multiplicación: puede hacerse por semillas o por esquejes. El problema es que cualquiera de los dos métodos es muy complicado en esta especie, así que si no eres profesional lo mejor es optar por comprar el ejemplar en un centro especializado.