Cuidados del coralito
El coralito es una planta herbácea que pertenece a la familia de las Rubiáceas y al género Nertera, el cual tiene unas 25 especies que tienen su origen en América del Sur y Oceanía. Las principales especies son Nertera granadensis, Nertera assurgens, Nerteera balfouriana, Nertera depressa o Nertera ciliata. Vulgarmente se le conoce también como musgo de coral, planta de las canicas, baya de coral, coralito o uvita de agua.

Es una pequeña planta perenne de porte rastrello que no supera los 10 centímetros de altura, con tallos finos que tienen hojas pequeñas, redondeadas y de color verde clarito. Las flores comienzan a aparecer a finales de primavera, pero no son flores que tengan un gran valor ornamental. Sí que son muy decorativos sus frutos, de un color naranja precioso y que aparecen cuando finaliza el verano, estando ahí varios meses.

Principales cuidados

Ubicación: debe estar en un lugar en el que pueda recibir la luz del sol de forma directa a primera hora de la mañana y a última de la tarde, pero no entremedias ya que podría quemarse.

Temperatura: necesita que sean fresquitas, siendo lo ideal que esté durante todo el año a 15-18ºC. Fuera de ese rango, las planta comenzaría a producir más hojas que frutos.

Suelo: tienes que poner una mezlca que lleve, a partes iguales, turba, arena y mantillo de hojas.

Trasplante: cuando lo hagas debe ser primavera. Utiliza para ello una maceta de 10 cm de diámetro.

Cuidados del coralito
Riego: el suelo debe estar siempre húmedo, así que en la época de calor deberás regar más que en la de frío. Espera a que la superficie de la tierra se seque antes de volver a regar. Si hace calor, pulveriza las hojas con agua sin cal.

Abono: utiliza un fertilizante mineral una vez al mes. La época debe ser desde que aparecen las flores hasta que maduran los frutos.

Multiplicación: lo mejor es hacerlo en primavera y utilizar el método de división de mata. Aprovecha cuando hagas el trasplante para hacerla.