Cuidados del helecho cuerno de alce
La conocida popularmente como cuerno de alce es un helecho llamado oficialmente Platicerio y que también recibe el nombre de cuerno de ciervo. Se le llama así por el parecido que tiene con las astas de algunos animales, especialmente alces y ciervos. Pertenece a la familia de las Polipodiáceas y al género Platycerium, compuesto por 17 especies de diferentes lugares del mundo.

Este helecho tiene dos tipos de hojas, las horizontales y anchas que hacen que se pueda agarrar a las ramas y las verticales que cuelgan y se parecen a los cuernos de los alces. Éstas últimas pueden alcanzar un metro de largo y cualquiera de las especies de este helecho se puede cultivar como planta de interior y sacarse al exterior cuando llega el buen tiempo.

Principales cuidados

– Riego: necesitan tener humedad, pero con cuidado de no regar ni mojar las hojas directamente ya que se pueden pudrir. Utiliza agua sin cal, y riega de forma abundante durante primavera y verano, moderando en otoño e invierno ya que no absorberá el agua tan rápidamente. Si lo tienes en maceta, sumérgela en agua durante una hora una vez a la semana.

– Temperaturas: lo ideal es que esté en una media de 15-20ºC durante todo el año, y cualquier temperatura que vaya por encima o por debajo puede afectarle negativamente. Es una planta muy delicada que no resiste las temperaturas calurosas ni las frías, así que mucho cuidado con la calefacción.

– Sustrato: utiliza una mezcla a partes iguales de musgo, esfagno y turba.

Cuidados del helecho cuerno de alce
– Trasplante: si lo necesita, debe hacerse en primavera. No tiene un trasplante obligado cada x años.

– Abono: aplícalo de forma semanal durante la primavera y el verano, utilizando un fertilizante líquido con el agua de riego, pero que sea agua sin cal.

– Plagas y enfermedades: si hay poca humedad o sufre corrientes de aire, es posible que se vea atacado por cochinillas o araña roja.