Cuidados del huerto en junio
El verano está cada vez más próximo y con el aumento de las temperaturas, nuestro huerto está rebosante de actividad. Pero además del calor, durante el mes de junio llegan la alta humedad del ambiente y las escasísimas lluvias (al menos en teoría), por lo que nuestra atención debería centrarse en el control del riego y la prevención frente a la posible aparición de plagas.

Como la semana pasada ya te dimos algunos consejos sobre el cuidado del jardín en junio, hoy vamos a hacer lo mismo en cuanto al huerto, que también requiere unos cuidados específicos durante esta época del año.

Riegos

Durante el mes de junio deberás ir incrementando los riegos, ya que el calor puede comenzar a ser fuerte durante muchos días y las hortalizas necesitan mucha agua. También es importante mantener y cuidar el acolchado para evitar que el agua se evapore y así, mantener la humedad.

Por otro lado, deberás comprobar los sistemas de riego para comprobar que funcione correctamente y, si no es así, sustituirlos para que en pleno verano estén a pleno rendimiento. Además, hay que tener en cuenta que el mejor momento del día para regar es al amanecer y al atardecer, para evitar la evaporación y el desperdicio de agua y para evitar el efecto lupa de las gotas sobre las hojas.

Cuidados del huerto en junio

Plagas y enfermedades

El calor y la alta humedad provocan la aparición de invasores en el huerto, como los hongos o los insectos (pulgón, araña roja, mosca blanca, cochinillas…), así que es importante, estar prevenir y actuar antes de que sea demasiado tarde.

Siembras, trasplantes y cosechas

Durante el mes de junio podrás sembrar en semillero al aire libre coles y coliflores de otoño e invierno, lechugas, acelgas o apios, y, al aire libre, judías de mata baja y de enrame, calabacines, maíz dulce, perejil, rábanos, remolachas rojas o zanahorias. Por otro lado, las semillas sembradas en primavera ya empiezan a dar sus primeros frutos, por lo que podrás ir recolectando grandes cantidades de hortalizas.