Cuidados del jardín en diciembre
Hace tan solo unos días que entramos en diciembre y ya comienza a notarse la proximidad del invierno. Durante esta época los trabajos que podemos realizar en el jardín se ralentizan por culpa de las bajas temperaturas, la presencia de la lluvia o la nieve y las pocas horas de luz, condiciones que además de hacer que nos apetezca estar más en casa que a la intemperie, afectan a las plantas.

De todas formas, el frío no puede hacer que descuidemos algunas labores preventivas para que el jardín reciba la primavera en todo su esplendor. Además, ahora es el momento de realizar otras tareas como recortar los árboles, retirar los restos de hojas y usar fertilizantes en el huerto. A continuación te contamos todos los cuidados que debes dedicarle a tu jardín durante este mes.

Proteger de las heladas

Como sabes, con la llegada del invierno las heladas son cada vez más frecuentes y pueden llegar a causar verdaderos estragos en las especies más delicadas. Por eso, lo mejor es cubrir las variedades más sensibles al frío y los ejemplares que se hayan plantado recientemente con plásticos o protectores especiales. Además, si nieva, deberás sacudir las ramas de las plantas y árboles para que no se rompan con el peso de la nieve acumulada.

Cuidados del jardín en diciembre

Mantenimiento de las herramientas

Este también es un buen momento para revisar las herramientas y máquinas y engrasar los ejes, afilar las cuchillas y las tijeras y sustituir las piezas deterioradas. También es buena idea que vacíes la manguera y retires las hojas caídas.

Arbustos, bulbos primaverales y césped

Por otro lado, es el momento idóneo para la poda de los arbustos de floración primaverales y para dar forma a los arbustos y plantas trepadoras. Además, es la última oportunidad para plantar bulbos primaverales, siempre y cuando no haya helado.

Cuidados del jardín en diciembre
En cuanto al césped, lo mejor es que no lo cortes mientras esté húmedo. Tampoco se puede pisar mientras esté helado para evitar que se quiebre y se deteriore. En zonas con musgo, deberás utilizar un sulfato de hierro para eliminarlo.