Cuidados del jardín en verano
Aunque los meses más calurosos del año pueden resultar beneficiosos para algunas de nuestras flores, plantas y árboles de exterior, lo cierto es que pueden ser también muy perjudiciales para nuestro jardín si no prestamos atención a sus cuidados básicos durante esta época del año.

¿Quieres saber cómo mantener tu jardín perfecto en verano? ¡Echa un vistazo a nuestros consejos!

El riego es quizá la parte más fundamental de los cuidados, pues las temperaturas extremas del verano pueden secar con una facilidad sorprendente nuestro césped así como cualquiera de nuestros ejemplares. Precisamente por esto, el riego comienza a ser necesario de forma más habitual en todo el jardín.

De hecho, es esencial que te informes muy bien de las características de cada uno de ellos para poder darles los cuidados que cada una de ellas necesita. Así, por ejemplo, las plantas que soportan el calor podrán ser regadas con menor frecuencia que las que precisan climas y suelos más frescos que necesitarán un riego más continuo.

Si tienes palmeras, el verano es el momento ideal para trasplantarlas a las zonas más cálidas donde se desarrollarán con mayor facilidad. En cuanto al césped, en esta época del año será preciso que bajes el nivel de cortado.

Cuidados del jardín en verano
Cuidado con las plagas y los hongos, pues aparecen más intensa y frecuentemente durante los meses más cálidos del año. Utiliza fungicidas, insecticidasu otros productos hacia las últimas horas de la tarde y sin abusar para que las plantas no se quemen.

Por otra parte, es importante también que empieces a hacer previsiones para los próximos meses: Si quieres nuevas flores para otoño, es el momento de comenzar a preparar los suelos y hacerte con las semillas o los tubérculos de las plantas que quieras lucir en el jardín.