Cuidados del pino australiano
Conocido como pino australiano, este árbol pertenece a la familia de las Casuarinaceae y al género Casuarina, el cual está formado por unas 30 especies de árboles que tienen su origen en la África oriental, Australia y en diversas islas del Océano Pacífico. Algunas de las especies más conocidas son la casuarina equisetifolia, casuarina sumatrana, casuarina excelsa o casuarina sumatrana.

También se le conoce por los nombres vulgares de pino de los tontos, pino australiano, árbol de la tristeza, casuarina o roble de río. Es un árbol de gran tamaño y porte piramidal que se parece mucho al pino y que puede llegar a alcanzar los 30 metros de altura. Sus hojas son escamosas y con forma de aguja. Produce flores masculinas en espiga y femeninas en forma de cono. Sus frutos son pequeñas piñas que se parecen mucho a las de las coníferas.

Cuidados básicos

– Ubicación: es ideal para jardines grandes ya que sus raíces crecen tanto que impiden el crecimiento de especies que estén cerca. Necesita estar en un lugar a pleno sol.

– Temperaturas: las más adecuadas son templadas, pudiendo resistir alguna helada pero si es esporádica y de baja intensidad, sin ir nunca más abajo de -3ºC.

– Suelo: el arenoso es el que mejor le sienta, y lo mejor es que lleve también algo de materia orgánica, como por ejemplo mantillo de hojas o turba. La plantación definitiva debes hacerla en otoño.

– Riego: es una especie muy resistente a la sequía, así que espera a que se seque totalmente antes de regar de nuevo.

Cuidados del pino australiano
– Poda: no la necesita.

– Plagas y enfermedades: es tan resistente que no se ve afectado por ninguna.

– Multiplicación: se puede hacer por semillas o por esquejes tiernos puestos a enraizar en suelo arenoso al inicio de la primavera o del otoño.