Cuidados del ficus en otoño
El ficus es una planta que tiene un aspecto muy similar al de un árbol pequeño y pertenece a la familia de las Moráceas. Tiene su origen en zonas tropicales y subtropicales de Europa, Áfrcia, Asia y el Pacífico. Es una de las plantas ornamentales que más se ven en nuestro país ya que se adapta perfectamente al clima mediterráneo, y puede cultivarse tanto en interiores como en exteriores.

Según la época del año requiere diferentes cuidados, por lo que hoy me centraré en los del otoño, estación en la que acabamos de entrar. El mayor cambio en esta estación estará en la temperatura, pero también en que habrá menos iluminación ya que los días serán más oscuros o que, según la zona en la que vivas, lloverá de forma frecuente.

Cuidados otoñales

– Temperatura: necesita estar entre los 18-20ºC, por lo que suele ser recomendable que si vives en una zona más fría te lleves el ficus al interior, así estará protegido de las bajas temperaturas. Ten cuidado con los cambios bruscos de temperatura ya que le afectan de forma negativa.

– Riego: al llegar esta época del año, modera los riegos ya que el exceso de agua perjudica mucho a los ficus. Si tiene agua de más, se caerán las hojas inferiores y la planta se verá más fea, además de que su salud no será adecuada.

Cuidados del ficus en otoño
– Abono: no es necesario durante el otoño, a no ser que el ficus esté produciendo yemas, en cuyo caso sí será recomendable abonar con fertilizantes líquidos.

– Poda: aprovecha esta época del año para eliminar ramas viejas, rotas o estropeadas, que suelen acumularse durante el otoño y le dan un aspecto muy feo al ficus. En realidad, este tipo de poda se recomienda todo el año cuando creas que es conveniente.