Cuidados del gladiolo de Abisinia
La planta conocida como gladiolo de Abisinia pertenece a la familia de las Iridáceas y al género Gladiolus. Esta especie en concreto tiene su origen en Áfica y se conoce científicamente como gladiolus murielae o gladiolus callianthus. Es una planta bulbosa que tiene hojas de color verde claro que no suelen alcanzar más de un metro de altura.

Lo más atractivo de esta planta son sus flores, las cuales son grandes, perfumadas, con forma estrellada y de color blanco, teniendo el centro de color púrpura. Florece entre el final del verano y el principio del otoño, y se suele utilizar especialmente como flor cortada ya que tienen mucha vida, además de para formar macizos o decorar grandes recipientes.

Cuidados principales

– Ubicación: necesita estar en semisombra si vive en una zona con clima cálido, y si el clima es más fresco y húmedo necesitará estar a pleno sol.

– Suelo: es muy importante que tenga arena para que pueda drenar bien, y también materia orgánica.

– Plantación: se debe hacer en primavera, y cuando finalice el otoño deberás pasarlo a un lugar fresco y seco.

– Riego: tiene que ser regular pero utilizando poca cantidad de agua, aumentando un poco cuando aparezcan los nuevos brotes. Es muy importante que no se encharque, así que deja secar la tierra entre uno y otro riego.

Cuidados del gladiolo de Abisinia
– Abono: aplica el humus antes de la plantación, y un fertilizante mineral para plantas bulbosas cada 20 días durante la época de floración.

– Plagas y enfermedades: pueden verse atacadas por cochinillas y pulgones si no prestas la atención necesaria a sus cuidados. Además, si tiene demasiada humedad es muy probable que aparezcan enfermedades fúngicas.

– Multiplicación: el método más habitual es la división de los bulbos.