Cuidados de las orquídeas en los meses de invierno
Las orquídeas son una de las plantas más deseadas por parte de cualquier amante de la jardinería que se precie como tal. El problema de este tipo de planta es que requiere de muchos cuidados a diario para que pueda desarrollarse sin problemas y pueda crecer en todo su esplendor. A pesar de lo que pueda pensar mucha gente, las orquídeas son plantas bastante resistentes y duraderas por lo que puedes disfrutar de las mismas durante los largos meses de invierno y contemplar toda su belleza.

Si te animas a tener orquídeas durante esta época del año, no pierdas detalle y toma buena nota de los siguientes cuidados para que puedas disfrutar de una maravillosa floración durante el invierno.

Temperatura y luz

Las bajas temperaturas del invierno no son nada buenas para un buen crecimiento de las orquídeas. Es por ello que durante tales meses en los que el frío es el gran protagonista, es aconsejable que pongas las orquídeas dentro de la casa a una temperatura entre los 15 y los 20 grados. Las corrientes de aire tampoco son buenas amigas de esta clase de plantas por lo que es otro motivo para mantenerlas en el interior del hogar y no sacarlas al exterior. Durante la estación invernal las orquídeas no florecen por lo que tendrás que contentarte con sus maravillosas hojas verdes. La luz natural es un elemento indispensable y necesario para que las orquídeas puedan crecer sin problemas por lo que deberás tenerlas en una zona de la casa bastante iluminada en la que reciban la mayor cantidad de luz solar posible.

Riego de las orquídeas

El riego es uno de los aspectos más delicados a la hora de cuidar las orquídeas y conseguir que puedan desarrollarse sin problema alguno. Un exceso de agua a la hora del riego puede provocar que la orquídea resulte bastante dañada y evitar que se desarrolle en una condiciones normales. En los meses de invierno el riego es bastante escaso por lo que únicamente debes añadir agua cuando veas que el sustrato esté totalmente seco y la planta necesita algo de agua para crecer. Un exceso de agua puede provocar que la planta sufra la aparición de hongos por lo que debes tener en cuidado de que tenga el agua que realmente necesita para vivir.

Cuidados de las orquídeas en los meses de invierno

Transplante orquídeas

Los meses invernales son un buen momento para trasplantar a esta maravillosa planta. Con dicho trasplante conseguirás que la orquídea se beneficie de un nuevo sustrato que le aportará todos los nutrientes que necesita para poder crecer y florecer durante los meses venideros. A finales del invierno puedes optar por poner un poco de abono específico para orquídeas para conseguir que puede desarrollarse perfectamente durante toda la estación primaveral y pueda tener una floración realmente espectacular. Resulta esencial prepararla para el momento más importante del año ya que en el mismo comienza a florecer dando lugar a un colorido sin igual que puedes disfrutar en toda tu casa.

Como has podido ver en este articulo, las orquídeas son un tipo de planta que exigen un mayor número de cuidados que otras especies, sin embargo el resultado final merece la pena. Se trata de una planta que a pesar de parecer bastante frágil puedes llegar a tenerla durante los meses de invierno sin demasiados problemas. Si sigues todos estos consejos podrás disfrutar de tus maravillosas orquídeas y conseguir que aporten un toque decorativo único en el interior de tu casa. Espero que hayas tomado buena nota de todos los cuidados que necesita y puedas disponer en tu jardín o terraza de una de las plantas más bonitas que existen.