Cuidados de la lila de California
La planta conocida como lila de California pertenece a la familia de las Ramnáceas y al género Coeanothus, el cual está compuesto por más de 50 especies de arbustos y árboles de pequeño tamaño que tienen su origen en el norte y el centro de América. También se conoce por los nombres de huacalillo o ceanoto, y entre sus especies más conocidas destacan ceanothus thyrsiflorus, ceanothus arboreus o ceanothus americanus.

Es un arbusto que puede llegar a alcanzar los 6 metros de altura, pero las variedades que más se utilizan en jardinería no suelen llegar al metro, con lo que son perfectas si no tienes mucho espacio o si no quieres ejemplares muy grandes. Tienen hojas de color verde oscuro con los bordes dentados y la punta redondeada, y producen inflorescencias preciosas en azul o blanco que son muy decorativas. Florece en primavera y suele hacerlo de nuevo en otoño.

Cuidados básicos

– Ubicación: se suele utilizar para cubrir rocallas o pendientes del jardín, aunque también se pueden cultivar en macetas. Necesita estar a pleno sol, aunque también puede desarrollarse sin problemas en zonas de semisombra.

– Suelo: el más adecuado es el que sea arenoso y algo ácido, estando muy bien drenado para que no se acumule agua ni se forme arcilla, la cual no tolera.

– Riego: tiene que ser moderado, esperando siempre a que se seque para volver a regar. Es muy resistente a la sequía, así que mejor eso que el exceso de agua.

Cuidados de la lila de California
– Poda: es recomendable hacer una cuando finaliza la floración de primavera para poder eliminar las partes que estén marchitas.

– Plagas y enfermedades: es muy resistente en este sentido, y lo único que debes vigilar es que el suelo no sea muy calcáreo para que no sufra clorosis.

– Multiplicación: se puede hacer por esquejes leñosos realizados en otoño o bien por esquejes tiernos realizados a comienzos de la primavera.