Cuidados de los muebles de jardín
Si tienes la suerte de tener un jardín en tu casa, seguro que te encanta organizar comidas o diversos eventos con familiares o amigos para poder sacarle partido y disfrutar de los tuyos en un entorno agradable, sobre todo cuando hace buen tiempo. La decoración de este espacio es muy importante, especialmente si tienes intención de aprovecharlo y utilizarlo todo lo que sea posible y durante todo el año, no solo en verano.

Para la decoración del jardín, sin duda son muy importantes los muebles, que hoy en día encontrarás en muchos materiales y diseños para así poder darle el estilo que realmente te apetezca. Una limpieza regular evitará que los muebles de jardín se estropeen, y además deberás tener en cuenta al comprarlos que la climatología puede ser muy adversa en invierno y deben ser resistentes a ella, o de lo contrario deberás guardarlos hasta que llegue el buen tiempo.

Mantenimiento general

Aunque los muebles de jardín están diseñados y preparados para estar en espacios exteriores, las inclemencias del tiempo a veces pueden afectar mucho. Por ese motivo, es importante que hagas un mantenimiento frecuente y durante todo el año, ya que tanto el sol como la lluvia los podría llegar a estropear si no los cuidas.

Cuidados según su material

– Resina y plástico: son muy resistentes a las diversas condiciones climatológicas, pero con el tiempo van perdiendo brillo y se vuelven amarillentos o blanquecinos. Para poder hacer un buen mantenimiento deberás lavarlos con agua y jabón y después secarlos con un paño para evitar que el agua deje marcas.

– Fibras naturales: son los que están hechos de mimbre, petan, bambú o ratán, y son además los materiales que más se deterioran, aunque la verdad es que si los cuidas te pueden durar muchísimo tiempo. Para su limpieza, elimina el polvo con un cepillo suave y después pasa un paño humedecido en agua y que lleve también unas gotitas de jabón neutro.

– Hierro, aluminio y forja: en el caso de estos materiales, son muy resistentes y duraderos, pero si llueve mucho pueden oxidarse. Para que eso no suceda, aplica una capa de pintura o barniz antioxidante cada 2-3 años, dependiendo de lo mucho o poco que suela llover. Si ya está oxidado, utiliza una lija al agua para quitar el óxido y después aplica el antióxido.

Cuidados de los muebles de jardín
– Madera: es uno de los materiales más empleados en exteriores, sobre todo en jardines, ya que resisten muy bien el sol y además no exigen muchos cuidados. Para conservarlos siempre en buen estado deberás limpiarlos de forma periódica con un cepillo y agua jabonosa, y un par de veces al año aplicarles una capa de aceite protector para que recupere su color inicial.