Cuidados para los jardines verticales
¿Te gustaría tener un jardín en casa pero no dispones de espacio suficiente? Pues no te preocupes, hay una alternativa perfecta para ti: los jardines verticales. Estos aportarán frescura y vitalidad a tu vivienda de una forma original y sencilla.

Hasta hace poco, los jardines verticales eran una exclusividad de centros comerciales o lugares públicos, dado su elevado coste. Sin embargo, esto ya ha cambiado y hacerse con los materiales que se requieren para este tipo de jardines es cada vez más factible. Los jardines verticales aprovechan el espacio al máximo, por lo que no es necesario disponer de una gran terreno. Además, te permitirán tener aire limpio en tu hogar. ¿Quieres saber qué tipo de cuidados requieren? A continuación te damos todos los detalles.

Estructura colgante y tipos de plantas

En primer lugar, deberás tener en cuenta cómo va a ser el jardín y en qué lugar se va a situar, lo que determinará cómo debe ser la estructura colgante y qué tipo de plantas se van a incluir en él. Lo más normal es que se utilicen especies que puedan desarrollarse con poco sustrato como lo hacen los helechos o algunas hierbas de consumo. Lo mejor es que preguntes en tu tienda de jardinería cuáles son las plantas más propicias.

Cuidados para los jardines verticales

Corrosivo

Debes tener en cuenta que la base estará en constante contacto con la humedad y la tierra de las plantas, por lo que es importante escoger un material que no sea corrosivo. Del mismo modo, es importante fijarse en el peso, ya que la pared podría llegar a ceder.

Drenaje

Por supuesto, es esencial que tu jardín vertical cuente con un buen drenaje. Si no, el agua acumulada podría pudrir las raíces y crear hongos e infecciones. Los sistemas de riego más aconsejables son los que tienen un funcionamiento parecido a las fuentes, que funcionan con una bomba que succiona el agua desde abajo y la impulsa hacia la parte superior regando todas las plantas. De la misma forma, es necesario instalar un filtro que elimine los sedimentos y no tapone la bomba.

Iluminación

Por último, es importante que tu jardín cuente con la suficiente cantidad de luz para permitir que tus plantas crezcan con fuerza