Cuidados para un cactus
Aunque los cactus tienen fama de ser plantas fuertes y resistentes, no hay que escatimar esfuerzos en cuidados porque pueden sufrir enfermedades y plagas que terminen por debilitarlos repentinamente.

Es muy importante cuidar aspectos como el riego, pues si regamos en abundancia podemos matarlo. Hay que regar única y exclusivamente cuando la tierra se haya secado por completo. Es mejor regar con una buena cantidad de agua de vez en cuando que no hacerlo poco a poco y cada día. La único que hay que regar es la tierra, en ningún caso tendremos que regar la planta en sí.

La plaga que más suele afectar a los cactus es la de las cochinillas, aunque también hay que tener cuidado con los pulgones y las arañas rojas. En cuanto a las enfermedades, lo que más quebraderos de cabeza puede darnos son los hongos, aunque con un fungicida los eliminaremos fácilmente.

Más información | Cómo plantar un cactus