Cuidados de la planta carpa dorada
El género Columnea está formado por más de 150 especies de arbustos epífitos, un género que pertenece a su vez a la familia de las Gesneriáceas y cuyas especies tienen su origen en las selvas de Centroamérica. Las más conocidas son Columnea microphylla, Columnea hirta, Columnea kewensis, Columnea gloriosa, Columnea schiediana y Columnea aurantica. Popularmente, se conoce también como carpa dorada.

Suele ser de porte colgante, aunque hay algunas especies que son trepadoras y rastreras, con lo que es muy fácil que en este género encuentres unas cuantas especies que se adapten perfectamente a tus gustos y necesidades. Tiene los tallos largos y hojas perennes que tienen forma redondeada. Sus flores son muy vistosas y pueden ser en color púrpura, naranja o roja, siembre con forma tubular. Lo más habitual es que florezcan en otoño, y algunas especies lo hacen también en invierno.

Cuidados básicos

– Ubicación: necesita estar en un lugar muy luminoso pero en el que no se reciban los rayos del sol de forma directa.

– Temperatura: lo ideal es que pueda estar todo el año a una temperatura de entre 15-18ºC, y sí es muy importante que nunca esté por debajo de los 10ºC ya que lo más probable es que no lo resista.

– Suelo: la mejor opción es utilizar una mezcla de turba con tierra margosa.

Cuidados de la planta carpa dorada
– Trasplante: si necesitas hacerlo, tendrá que ser una vez que haya finalizado la floración para no entorpecerla.

– Riego: tiene que ser frecuente, utilizando siempre agua templada y sin cal. En invierno tendrás que regar menos, lo suficiente como para que la tierra esté siempre un poquito húmeda pero que no se encharque.

– Abono: aplica un fertilizante mineral sin calcio cada 30 días, pero solamente durante el verano y el otoño.

– Poda: será suficiente con podar las ramas que estén secas o viejas cuando haya finalizado la floración.

– Plagas y enfermedades: es un género bastante resistente a esto, pero si te descuidas puede sufrir el ataque de pulgones. Si hay muchas corrientes de aire se pueden perder las hojas.

– Multiplicación: se puede hacer por esquejes después de la floración.