Cuidados de la planta crotos
La conocida como planta crotos pertenece a la familia de las Euforbiaceas y su nombre científico es Codiaeum. Es una planta muy decorativa que tiene su origen en Polinesia, Malasia e Indias orientales. Es muy habitual confundirla con otra planta llamada croton interior, del mismo género pero que no tiene ninguna especie decorativa sino que son todas medicinales.

Las hojas de esta planta son pecioladas, perennes, alternas y pueden tener formas diversas: ovaladas, lobuladas, trilobulares o lanceoladas. Pueden tener diferentes tonalidades, siempre en colores como el rosa, blanco, verde, rojo, marrón o amarillo. Sus flores no son interesantes a nivel ornamental ya que son muy pequeñitas y apenas se pueden apreciar a simple vista.

Cuidados básicos

– Ubicación: su cultivo no es muy sencillo en el interior del hogar, siempre se desarrolla mucho mejor en espacios exteriores. En climas cálidos, lo mejor es tenerla al aire libre, siempre protegida del viento y estando a la sombra. Debe ser un lugar muy bien iluminado pero que no reciba la luz del sol de forma directa, así que no conviene que esté justo en una ventana.

– Temperatura: lo ideal es que esté en ambientes que no bajen de los 16ºC ni superen los 25.

– Trasplante: no es recomendable hacerlo al menos hasta dos años después de su primera plantación, y cuando la hagas debes pasarla a una maceta que sea al menos de 1-2 medidas superiores para que tenga espacio suficiente para crecer.

– Suelo: debe ser una mezcla a partes iguales de turba, arena y tierra de jardín.

– Abono: utiliza un fertilizante líquido cada 15 días durante la primavera y el verano.

– Riego: tiene que ser regular para que la tierra esté siempre húmeda, pero sin encharcarse. Lo ideal es utilizar una maceta con reserva de agua para que nunca se seque y no tengas que prestarle mucha atención al riego ya que se autoabastecerá durante una buena temporada.

Cuidados de la planta crotos
– Poda: si se le caen las hojas, corta el tallo superior durante la primavera para que los nuevos brotes comiencen a salir desde la base.

– Multiplicación: la mejor opción es hacerla por estaca, pero es tan complicada que solo la pueden hacer con éxito los profesionales especializados.