Cuidados de la planta eulalia
La conocida como planta eulalia pertenece a la familia de las Gramíneas y al género Miscanthus, el cual está formado por unas 20 especies herbáceas perennes. Algunas de las especies más conocidas son Miscanthus sinensis o Miscanthus sacchariflorus, y también se conoce como miscantus o pasto plateado chino. Su origen está en el Extremo Oriente, pero con las condiciones adecuadas se puede cultivar en cualquier rincón del planeta.

Son plantas muy decorativas que tienen hojas largas y de color verde grisáceo, con forma linear y con una línea en el centro que es de color blanco. Sus flores se forman en panículas de color marrón claro y tienen algunos pelos de textura sedosa. Es una planta que florece desde que llega el final del verano hasta que casi termina el otoño, así que puede decorar durante mucho tiempo.

Cuidados básicos

– Ubicación: necesita estar a pleno sol, aunque también le van muy bien los espacios de semisombra ligera.

– Temperaturas: lo ideal es que pueda tener una temperatura anual media de entre 10-20ºC, y no soporta las extremas, ya sean muy altas o muy bajas.

– Suelo: no le pongas nunca un suelo arcilloso, es suficiente con uno de tierra normal de jardín y que esté muy bien drenado. El paso a su lugar definitivo debe hacerse en primavera o en otoño.

Cuidados de la planta eulalia
– Riego: tiene que ser moderado durante todo el año ya que resiste muy bien la sequía. Lo ideal es que esperes a que se seque la tierra antes de volver a regar.

– Abono: durante el verano y el otoño deberás aplicar un fertilizante mineral una vez a la semana.

– Plagas y enfermedades: es una planta propensa a sufrir el ataque de pulgones y araña roja.

– Multiplicación: se hace mediante semillas sembradas en primavera, o también se puede hacer en esa misma época del año por división de mata.