Cómo cuidar un cactus de Navidad
El cactus de Navidad es una planta bastante popular en los meses de invierno ya que empieza a florecer en dicha estación del año. Se trata de una planta que pertenece a la familia de las cactáceas y es originaria de la zona de América central y del sur. Lo que más llama la atención del llamado cactus de Navidad son sus coloridas e impresionantes flores.

Si quieres saber algo más de esta planta tan popular en estas fechas de bajas temperaturas, toma buena nota de los cuidados que necesita para disfrutarla en su máximo esplendor.

Temperatura

Al tratarse de una planta originaria de zonas tropicales, la temperatura ideal para la misma es de 20 a 25 grados. Sin embargo, se trata de un tipo de planta que aguanta bastante bien el frío y las bajas temperaturas. A pesar de ello y para evitar que pueda sufrir algún tipo de daño en su desarrollo no es aconsejable el dejarla expuesta a temperaturas demasiado bajas.

Luz

El cactus de Navidad necesita la luz exterior para vivir por lo que es ideal tenerla en un lugar bien iluminado. Sin embargo y a pesar un tipo de cactus, el exceso de sol puede provocarle graves daños a la hora de su crecimiento y de la propia floración.

Cómo cuidar un cactus de Navidad

Frecuencia de riego

A la hora de regar el cactus de Navidad, muchas personas piensan de forma errónea que puede sobrevivir con muy poca agua. El regado debe de hacerse de una forma moderada y tampoco hay que excederse en el mismo. Durante el verano es aconsejable regar la planta cada 3 0 4 días, mientras que en los meses de primavera y de otoño el riego debe hacerse cada dos semanas aproximadamente.

Trasplante

Si te decides a trasplantar la planta es aconsejable el hacerlo durante los meses de primavera y cada dos años. Para realizar el esqueje correspondiente, es importante usar una maceta más grande y amplia para que el cactus pueda crecer sin grandes problemas.

Abono

El cactus de Navidad necesita un buen drenaje para poder crecer perfectamente. Además de ello, necesita bastante materia orgánica para conseguir un floración realmente espectacular durante los meses de invierno. A la hora de conseguir un abono ideal para dicha planta puedes acudir a un tienda especializada que te permita que el cactus pueda desarrollarse y crecer perfectamente.

Otros consejos

A la hora de aplicar nutrientes en la tierra, evita excederte con los mismos ya que pueden provocar que se retrase la esperada floración. Otro consejo a tener bastante en cuenta consiste en evitar las temidas corrientes de aire ya que son bastante dañinas para la planta y puede repercutir negativamente en su desarrollo. En cuanto al tema de las plagas y las enfermedades, el cactus puede verse dañado puntualmente por pulgones y cochinillas, que podrás eliminar con una mezcla elaborada a base de agua y jabón. Uno de los grandes puntos a favor del cactus de Navidad es que no requiere cuidados muy exigentes, por lo que cualquier persona que no tenga nociones de jardinería puede disfrutar de esta planta tan típica en las fechas navideñas. Recuerda que a pesar de su nombre, se trata de un tipo de planta que puedes tener en perfecto estado durante todos los meses del año.

Si tienes en cuenta todos estos cuidados tan fáciles y sencillos podrás tener un cactus de Navidad en perfecto estado y disfrutar de unas flores realmente maravillosas y únicas que darán vida a toda tu casa. En el caso de que estés pensando en adquirir una planta para estos meses de invierno, el cactus de Navidad es una excelente elección.