Cómo cuidar el césped en verano
Aunque todavía queda unos meses para que llegue el verano, es un buen momento para darte unos buenos consejos para tener el césped de tu casa en perfecto estado durante dicha estación del año. Con la llegada del calor y de las altas temperaturas es normal que el césped requiera muchos más cuidados que los que tiene en los meses de invierno.

En el verano las plantas necesitan muchos más nutrientes y una mayor frecuencia de riego por lo que debes tener en cuenta estos consejos fáciles y sencillos para disfrutar al máximo de dicho césped. Toma buena nota de los mismos y mantén el estado del césped de la mejor manera posible.

Segar el césped

La siega es esencial para poder mantener en perfecto estado el césped en los meses de verano. La altura perfecta del césped debe de ser de unos 5 centímetros aunque en el caso de que la hierba sea demasiada fina puedes dejarlo a unos dos centímetros. La siega debes realizarla una vez vez por semana y en verano la misma debe ser regular y habitual. En el caso de que quieras tener un césped bastante decorativo en el jardín de tu casa, la siega debe de hacerse cada tres o cuatro días. Otro aspecto bastante importante a la hora de cuidar el césped es que el mismo debe tener la misma altura. Durante los meses de verano debes mantener el césped un poco alto para que pueda absorber sin problemas el agua y las raíces se fortalezcan mucho más.

Abonar el césped

Una vez hayas realizado la siega, es el momento de abonar el césped con un fertilizante que sea perfecto para tu tipo de hierba. Además de comprarlo, puedes elaborar tu propio abono natural y añadirlo al césped.

Regar el césped

Como es normal y debido a las altas temperaturas propias de los meses de verano, es muy importante el regar de una manera habitual el césped. Es por ello que debes regarlo cada día para evitar que se reseque en exceso y resulte seriamente dañado.

Hongos y enfermedades

Durante los meses de verano es bastante normal que el césped pueda sufrir enfermedades producidas por hongos o bacterias de diferente tipo. Es por ello que en el caso de que observes que la hierba está enferma apliques algún tipo de fungicida especial que te ayude a terminar con dichos hongos.

Cómo cuidar el césped en verano

Plantar el césped

Es probable que durante el invierno algunas zonas de tu jardín se hayan quedado sin nada de hierba. Aprovecha durante los meses de verano para plantar el césped y conseguir que la hierba crezca totalmente uniforme. Añade abono y riega con frecuencia para conseguir que el césped pueda crecer sin problemas.

Consejos prácticos

Si el césped se encuentra mojado debes evitar el cortar el césped ya que podrías dañarlo. Antes de empezar a segar la hierba, debes observar que las cuchillas de la segadora están en perfecto estado para que puedan realizar su trabajo de la mejor manera posible. Puedes hacerte con esta magnífica segadora de la marca Bosch y dejar el césped de la mejor forma posible. En el caso de que el césped haya sufrido algún tipo de enfermedad, es aconsejable el segarlo en dos veces. Durante los meses de verano es bueno el remover la tierra para que la hierba pueda crecer en perfecto estado.

Espero que hayas tomado buena nota de todos estos consejos y puedas disfrutar de un césped en perfectas condiciones durante todo el verano. Si estás pendiente en todo momento del estado del césped podrás tenerlo perfecto a pesar de las altas temperaturas tan típicas en dicha época del año.