Cuidar helechos en verano
Los helechos son una hermosa opción para decorar nuestros jardines, y es que la amplia variedad de tipos, formas y colores hace que cada uno de ellos aporte su granito de arena al precioso conjunto que supone nuestro jardín.

Pero esta planta de la clase de las filicíneas necesita desarrollarse disfrutando de temperaturas medias en lugares a la sombra o la semisombra que garanticen un mínimo de humedad para favorecer así su crecimiento.

No obstante, esto no resulta algo demasiado fácil de proporcionar en las épocas más calurosas del año. Si quieres enterarte de cómo cultivar helechos durante estos meses presta atención a lo que te contamos y espabila, ¡que el tiempo se te echa encima!

– Mejores zonas: Tus helechos no solamente necesitan que les proporciones un espacio a la sombra y con bastante humedad, sino que también precisan que los ubiques en un espacio en el que queden protegidos de algunos temporales como los fuertes vientos o la luz solar demasiado excesiva.

– Riego: Dependerá de si ha llovido o no, pero en el caso de que lo haya hecho sin cubrir más de 3cm lo mejor es que lo riegues aproximadamente una vez a la semana. El riego debe proporcionar suficiente humedad en la tierra de forma uniforme, es decir, perfectamente distribuido alrededor de la planta para que ésta pueda absorber lo que necesita.

– Abono: Aunque las mejores épocas del año para hacerlo son la primavera y el otoño, si crees que tus ejemplares lo precisan lo mejor es que aportes la nutrición al suelo mediante una capa de mantillo orgánico o bien que utilices alguno de esos fertilizantes de liberación lenta siempre teniendo en cuenta los consejos de las instrucciones o de nuestro experto de confianza.