Cultivar azafrán
Hoy os enseñaremos a cultivar azafrán, una especia derivada de los estigmas secos de la flor de Crocus Sativus. Caracterizado por su sabor amargo y por su aroma, forma parte de muchas recetas especialmente como acompañante del arroz.

Hecha esta primera introducción, conviene saber qué requerimientos tiene a la hora de cultivarse. La temperatura tiene que situarse entorno a los 10 y 15º y el suelo no tiene que ser muy exigente pero sí tiene que tener un buen drenaje.

Lo primero que tendrás que hacer es preparar el suelo, dejándolo mullido y libre de malezas. Este deberá ser profundo para evitar la compactación y permitir el almacenamiento del agua. A través de unos bulbos que tienen que haber sido extraídos en primavera, podrás empezar a cultivar.

Estos bulbos serán plantados entre los meses de diciembre y marzo. Los surcos que hagas tendrán que estar separados entre sí por como mínimo una distancia de 50 cm y tendrán que ser de unos 60-70 cm de profundidad. Simplemente tendrás que colocar el bulbo y luego ya lo podrás cubrir con tierra.