Las begonias, también conocidas como flor de azúcar, son muy fáciles de cultivar y lo puedes hacer en una maceta.

Cultivar begonias en una maceta
Comprueba que la maceta seleccionada posea agujeros de drenaje en la parte inferior.

Cultivar begonias en una maceta
Si la maceta no tiene orificios de salida, realiza una perforación central no muy grande.

Cultivar begonias en una maceta
Rellena la maceta con un sustrato obtenido a partir de mezclar: turba, corteza de pino y un poco de arena de río.

Cultivar begonias en una maceta
Introduce las semillas de begonia en el interior de la maceta, procura que queden cubiertas y centradas.

Cultivar begonias en una maceta
Sitúa la maceta en un sitio con iluminación natural pero que el sol no le dé directamente. No cambies las planta de lugar frecuentemente, puesto que son sensibles a los movimientos y los giros de la luz.

Cultivar begonias en una maceta
Controla la cantidad de riego. En verano riega un par de veces por semana y durante el invierno cada diez días.

Cultivar begonias en una maceta
La temperatura optima para cultivar las begonias debe ser entre los 15 y los 18ºC.

Cultivar begonias en una maceta
Cuando veas que la begonia ya ha enraizado, aplica un fertilizante para fortalecer el desarrollo de la planta.

Cultivar begonias en una maceta
Procura que haya una cierta humedad en el ambiente, si se encuentra en un lugar seco, rocía la planta con un poco de agua de forma indirecta para no mojar las flores.

Cultivar begonias en una maceta
Elimina las flores que se marchiten y no permitas que se formen semillas.