cultivar-begonias-1

Hasta novecientas especies forman la familia Begoniáceas. Entre ellas hay plantas de interior, cultivadas por sus bellas flores, pero el jardín nos interesan las variedades que destacan por sus abundantes y coloridas flores. Aparecen entre primavera y otoño en especies anuales y bulbosas, y todo el año en el resto.

cultivar-begonias-2

Prefieren los climas suaves, sin temperaturas extremas, y caso todas resultan muy sensibles a los hongos de pudrición, porque les gusta disfrutar de un terreno fresco, pero bien drenado. La exposición ideal es la semisombra, el pleno sol puede dañar sus hojas y flores. Plantadas en el jardín destacan en macizos y arriates, aunque resultan muy válidas para jardineras y cestas colgantes. Entre las begonias de flor, para el jardín, destacan tres variedades:

cultivar-begonias-3

Begonia semperflorens: Anual idónea para macizos. Sus flores son de pequeño tamaño y forman tupidas masas de color muy vistosas, sobre todo en verano. Las hojas, carnosas, destacan por su tonalidad verde o marrón púrpura.

cultivar-begonias-4

Begonia tuberhybrida: Conocida como begonia tuberosa, posee un tallo carnoso subterráneo o tubérculo a partir del cual rebrota cada año. Sus flores son de gran tamaño y en una amplia gama de colores de fuerte intensidad. Hay variedades de flores sencillas, semi-llenas y llenas, que crecen de forma ininterrumpida durante 7 u 8 meses. Las hojas son alternas, casi triangulares, y de color verde intenso.

cultivar-begonias-5

Begonia elatior o xhyemalis: Destaca por sus flores grandes, dobles y presentes prácticamente durante todo el año, pero sobre todo en invierno, de ahí su gran valía ornamental en un momento de escasas flores. Además, hay variedades colgantes, con flores péndulas.

cultivar-begonias-6

En general necesitan una buena iluminación y admiten hasta el sol moderado. Sin embargo, en las regiones muy cálidas, no conviene situarla a plenos sol, es mejor que esté en sol-sombra, sobre todo si es variedad no tuberosa. Aunque no es muy exigente, resulta primordial que cuente con un drenaje perfecto, por su sensibilidad a los hongos de pudrición. Prefiere un suelo esponjoso y rico, cargado de humus, mantillo o turba.

cultivar-begonias-7

Durante la floración es aconsejable mantener el terreno húmedo, sin encharcar. Le conviene un riego espaciado, pero copiosos. La semperflorens se debe regar con más moderación y las plantadas en jardineras de manera más habitual. La Begonia tuberosa se puede propagar con tubérculos o esquejes y la semperflorens por semillas, en un lugar adecuado.