Cultivar cacahuetes
El fruto seco líder sin lugar a dudas en nuestro país es el cacahuete, delicioso cuando estás de picoteo o sencillamente cuando estás en casa viendo la tele. Pues bien, si para ti los cacahuetes son una perdición y tienes un jardín, te daré toda la información que necesitas para poder cultivarlos y que los tengas a tu disposición siempre que quieras:

– Clima: Los cacahuetes crecen muy bien en un clima que sea cálido y son muy susceptibles a las heladas. Las lluvias a intervalos durante el período de desarrollo vegetativo son buenas, pero pueden ser dañinas cuando las vainas están madurando o desarrollándose.

– Suelo: Debe ser fértil, bien drenado y de estructura suelta. También debe tener un alto contenido en calcio, en fósforo y en potasio. Ideal con pH superior a 7.0.

– Siembra: Se siembran con un espaciamiento de 30 a 40 cm. en surcos separados de 40 a 50 cm. Se puede hacer a mano o con una sembradora mecánica.

– Abono o fertilización: Los cacahuetes extraen cantidades grandes de potasio, calcio y fosfatos del suelo, así que es recomendable cultivar otra cosa después de su cosecha y antes de volver a cultivarlos. La tierra debe fertilizarse con agua rica en materia orgánica (si anteriormente cultivaste arroz) o con fertilizantes químicos.

– Recolección: La recolecta del cacahuete es la fase más difícil de determinar. Si esperas demasiado para que todos estén listos corres el riesgo de que los primeros que se desarrollaron se estropeen. Si haces una cosecha prematura no te valdrán de nada. Lo ideal es ir sacando varias plantas a intervalos a lo largo del surco hasta que observes que la mayor parte de las vainas están maduras. Las semillas maduras deben ser de color rojo o rosa.