Prueba cultivar una planta de fresas en un macetero. Además, disfrutarás de una planta con bonitas flores blancas y recogerás fresas comestibles. Recuerda que el mejor momento para transplantar la frutilla es durante el invierno.

Cultivar fresas en una maceta
Primero corta tres círculos a una lámina de PVC. Los agujeros deben estar centrados, alineados y distanciados entre ellos.

Cultivar fresas en una maceta
Con una pala realiza tres huecos en el centro del macetero que luego coincidan con los agujeros del PVC.

Cultivar fresas en una maceta
Coloca la lámina sobre el macetero procurando que coincidan los agujeros con los hoyos. Cubre con tierra toda la superficie del macetero y entierra ligeramente el PVC.

Cultivar fresas en una maceta
Coloca las plantas en los hoyos del macetero, intentado que no se rompan las raíces y completa la plantación con tierra húmeda.

Cultivar fresas en una maceta
La frutilla necesita un suelo húmedo para poder crecer y dar frutos. Riega con abundante agua. El plástico de PVC además de impedir el crecimiento de hiervas, mantendrá la tierra mojada durante más tiempo.

Cultivar fresas en una maceta
Cuando hayan pasado un par de meses verás las primeras flores y luego los frutos. Cuando salgan los pequeños frutos verdes, retira las hojas que se vean resecas.

Cultivar fresas en una maceta
Controla que las fresas siempre queden sobre la lámina de PVC, de lo contrario se pudrirían.

Cultivar fresas en una maceta
Cuando los frutos estén maduros, cosecha las fresas a primera hora de la mañana o por la noche. Extrae con cuidado cada fresa con sus correspondientes pedúnculo.

Cultivar fresas en una maceta
No utilices la misma tierra del macetero para cultivar nuevamente frutillas el año siguiente. Es mejor cambiarla o hacer rotación de cultivos.