Cultivar geranios en casa o jardín
Los geranios se suelen ver en ventanas, balcones y terrazas. Son plantas muy hermosas cuyas flores destacan por una gran variedad de tamaños, formas y colores. Además, tienen la ventaja de que no requieren grandes cuidados, aunque no conviene regarlas demasiado. El abono se debe aplicar líquido cada 15 días.

Para su cultivo solamente necesitamos un suelo drenado, abundante luz natural y aire limpio. Si vemos que el geranio tiene pocas hojas, eso significa que le falta luz. Si tenemos los geranios en macetas, para su desarrollo óptimo debemos colocar el tiesto en un lugar con más iluminación. Una buena opción consiste en colocar la planta en una estancia con las paredes blancas para que reflejen mayor cantidad de luz. También es recomendable girar el geranio de vez en cuando, para que pueda recibir rayos solares desde varios ángulos.

En cuanto a las necesidades de agua, cabe decir que son plantas resistentes a la sequía y se pueden morir si se las riega en exceso, basta con hacerlo unas tres veces por semana durante los meses más cálidos. Lo ideal es colocar varios ejemplares juntos para regarlos y pulverizarlos más fácilmente, al mismo tiempo las plantas podrán aprovechar mejor el agua evaporada. Mientras que en los meses de invierno, apenas se necesita riego.

Si los vamos a cultivar en el interior de la vivienda florecen durante prácticamente todo el año, pero si los vamos a plantar en el jardín lo mejor es hacerlo en primavera. También debes saber que se reproducen con facilidad por esqueje, durante los meses de buen tiempo y se deben recortar los tallos en primavera. Para evitar que tengan hongos, so recomendable es aplicar azufre en los cortes.