El Ginseng es una planta muy aromática que crece de forma silvestre al pie de los robles, maples y encinos en el continente asiático. Desde tiempos inmemoriales ha servido como medicina china y actualmente se comercializa en herbolarios de medio mundo gracias a sus enormes beneficios para la salud. Cultiva ginseng, logra un buen desarrollo de su raíz y disfruta de sus múltiples bondades, dicen que lo cura casi todo.

Cultivar ginseng
Escoge un lugar del jardín en que la mayor parte del tiempo haga sombra, será perfecto para cultivar el ginseng.

Cultivar ginseng
Escarba el suelo con una pala de punta y oxigena el suelo para mejorar su estructura.

Cultivar ginseng
Enriquece el suelo con fertilizantes naturales, te pueden servir hojas descompuestas, estiércol y compost.

Cultivar ginseng
Introduce las semillas de ginseng en un hoyo que tenga una profundidad que triplique el tamaño de una de las semillas y luego cubre con la tierra.

Cultivar ginseng
Riega con cuidado el suelo y mantén la humedad del sustrato sin un exceso de agua.

Cultivar ginseng
Las semillas de ginseng suelen tardar unos dos años en germinar y al cabo de unos cinco años, la planta alcanzará la madurez suficiente para realizar la cosecha.

Cultivar ginseng
Protege el ginseng de la exposición directa del sol, especialmente en verano. Las altas temperaturas secan las hojas, el tallo y la planta puede morir.

Cultivar ginseng
El momento de cosechar la raíz será cuando percibas un aroma terroso intenso y un sabor entre dulce y amargo. La planta alcanzará una altura aproximada de medio metro.