Cultivar en un huerto a la sombra
Los huertos particulares, especialmente los urbanos, tienen cada día más éxito y más protagonismo, ya que cada vez más gente quiere cultivar sus propias verduras y hortalizas, algo que tiene muchas ventajas. Muchas personas rechazan hacerlo por no tener un balcón, jardín o terraza en el que poder crear un huerto, pero lo cierto es que en un patio o cualquier estancia un poco oscura también podemos conseguir tener uno.

En zonas en las que hay pocas horas de sol, es decir, en zonas que están casi siempre a la sombra, hay cultivos que no podrás llevar a cabo, como tomates, pimientos o calabazas. Sin embargo, hay muchos otros que sí y que también podrás sacarles mucho partido ya que son capaces de soportar muchas horas a la sombra y, en algunos casos, hasta llega a ser algo positivo para su desarrollo.

Cultivo a la sombra

Aunque el sol no sea necesario para muchos cultivos, sí se necesita al menos unas tres horitas al día, si puede ser por la mañana mucho mejor que por la tarde. También es importante el tipo de sombra, ya que no es lo mismo la natural que proporciona un árbol que otra como un muro, ya que la natural siempre necesitará compartir los nutrientes. Podrás cultivar a la sombra las hortalizas de las que se aprovechan sus yemas, tallos u hojas.

Qué cultivar

– Lechuga: se puede consumir durante todo el año y se puede combinar con casi cualquier otro vegetal del huerto.

– Rúcula: le va muy bien la sombra porque cuando recibe mucho sol tiene un sabor muy fuerte y picante.

– Espinacas: tampoco toleran mucho el sol, y podrás hacer varias cosechas de la misma planta si vas cortando las hojas más grandes.

– Perejil: necesita sombra durante casi todo el año menos en invierno, que requiere algo de sol.

Cultivar en un huerto a la sombra
– Acelgas: se adaptan muy bien a las zonas sombrías, pero no toleran las heladas así que protégelas bien si hace mucho frío.

– Guisantes: perfectos para la sombra ya que necesitan un ambiente fresco y húmedo, y no soportan la sequedad ambiental ni el exceso de calor.

– Otros: también le van muy bien a las zonas de sombra otras hortalizas como berros, zanahorias, remolacha, rábanos, canónigos y hasta fresas o fresones.