Cómo cultivar un jardín en sombra
Cuando quieres tener un bonito jardín es normal que primero pienses en los aspectos negativos que tiene la sombra: tus plantas favoritas prefieren sol o no crecen, el verde y color vibrante parece que sólo quieren el verde. Pero no tiene que ser así, aunque pienses que lo que puedes hacer es poca cosa con la sombra, la realidad es que puedes conseguir un jardín increíble, sólo tienes que adaptarte a las circunstancias.

Los jardines en sombra por lo general se ven bien y además necesitan menos mantenimiento que un jardín soleado. Además, estarán más protegidos de los daños del verano y del invierno. También los árboles y las paredes cercanas (que dan sombra) se pueden convertir en una excelente pantalla protectora contra el calor del verano y el frío del invierno.

Como estarás empezando a comprobar, tener un jardín en sombra no es tan mala idea y además, podrás disfrutar de actividades relajantes como la lectura o simplemente disfrutar del relax de la zona exterior de tu hogar. Será un lugar maravilloso donde podrás pasar un rato al aire libre si necesidad de exponerte demasiado tiempo a la luz solar. Un jardín en sombra puede ser tu mejor lugar de descanso y tranquilidad.

Cómo cultivar un jardín en sombra

La sombra y el jardín

La mayoría de los jardineros consideran que el pleno sol es lo mejor para las plantas, pero esto no es así. Los sitios en sombra pueden recibir sol indirecta que permita a las plantas prosperar. Pero si tu jardín está en plena sombra, entonces deberás conocer qué plantas son las más adecuadas para tu jardín y para poder planearlas y que prosperen. Haciendo una visita a tu vivero podrás descubrir qué plantas son las mejores. Recuerda que ninguna planta crecerá en la oscuridad total, pero sí con poca luz natural.

Los jardines en sombra y el suelo

Normalmente un jardín en sombra suele ser un lugar fresco y húmedo. Generalmente están rodeados de árboles de raíces profundas y con mantillos de hojas caídas. Los suelos suelen ser ricos y fáciles de excavar. Estos son puntos fáciles de sombra en la jardinería en sombra.

Cómo cultivar un jardín en sombra
Otros jardines en sombra también pueden ser frescos pero que la tierra sea seca en lugar de húmeda. En estos casos los árboles y arbustos tendrán las raíces poco profundas y necesitan hasta la última gota de lluvia. En estos casos el suelo puede ser pobre y duro y que no tenga el suelo muchos nutrientes. Aquí escavar sería algo complicado.

Si cortas con cuidado las secciones para cultivar y te das cuenta que es rica podrás plantar las plantas que quieras y que puedan sobrevivir en la sombra, pero si ves que no es buena tierra para plantar puedes plantar en macetas o enriquecer el suelo con diferentes soluciones para que las plantas puedan desarrollarse adecuadamente.

El césped en sombra

El césped que crece rápido necesitará ser cortado rápidamente para que no se muera progresivamente. Al no haber luz solar es posible que necesiten hacer resiembras periódicas para poder retener una apariencia de espesor. Algunos jardineros consideran que la fertilización o el riego en abundancia ayudará, pero no es así. La única manera de conseguir un césped saludable en un lugar con sombra es usando mezclas de semillas de césped que estén diseñadas para tal fin. Estas mezclas de semillas contienen un mayor porcentaje de especies y pastos tolerantes ala sombra que las hierbas de césped regulares.

Cómo cultivar un jardín en sombra
Estos son algunos ejemplos para poder empezar a disfrutar de tu jardín en la sombra, así te darás cuenta cómo las plantas y las flores seguirán estando a tu lado aunque hayan pocos rayos de sol.