Cultivar la Alegría de la Casa
Aunque con este titular bien podrías pensar que nuestro objetivo es ayudarte a crear un buen ambiente en el hogar, lo cierto es que a pesar de que no vas del todo desencaminada no te daremos consejos para conseguir lo anterior sino para cultivar el ejemplar que recibe el nombre de ‘Alegría de la Casa’.

También conocida como Impatiens Wallerana, esta hermosa planta ornamental sin duda merece el nombre que ha recibido: sus hermosas flores de múltiples colores son buena muestra de ello.

¿Quieres saber más acerca de ella? A continuación te dejamos más información acerca de la misma y algunos detalles básicos para cultivarla en tu hogar.

Esta planta es ideal para prácticamente cualquier espacio de tu casa, y es que es capaz de adaptarse a cualquier lugar bien iluminado para utilizarse como planta decorativa en maceta, para formar macizos, para tapizar suelos y hasta como planta colgante, si se quiere.

Cultivar la Alegría de la Casa
- Luz: Si se cultiva en la terraza o el jardín lo mejor es ubicarla en lugares a la semisombra (el sol excesivo podría marchitarla), pero si está en interiores es imprescindible que cuente con un espacio muy iluminado que no obstante se mantenga alejado del sol directo.

- Riego: Teniendo en cuenta que el suelo en el que se cultiva la planta debe estar siempre húmedo y contar con un buen drenaje, lo mejor es que en cualquiera de los casos anteriores le proporciones un riego habitual que la mantenga bien hidratada sin ahogarla. Una buena idea para que no le falte es la de dejar un platito en la base donde se concentre el agua de riego de modo que la planta pueda ir reabsorbiendo la que necesite.

- Clima: La Alegría de la Casa no soporta el frío, por lo que cuando se acerque la época de frío y de heladas quizá sea el momento de trasladarla al interior temporalmente.