Cultivar maracuyá (flor de la pasión)
La planta de maracuyá, también llamada fruta o flor de la pasión, puede ser puramente decorativa o medicinal por sus grandes propiedades nutritivas. Está compuesta principalmente de agua, pero también contiene una enorme cantidad de hidratos de carbono, por lo que aporte un elevado nivel calórico. Aprende a cultivarla en tu jardín.

Cultivar maracuyá (flor de la pasión)
Coloca la planta de la pasión un poco lejos de otras plantas, ya que sus raíces suelen extenderse bastante por todo el terrerno.

Cultivar maracuyá (flor de la pasión)
Elige un sitio no muy soleado que contenga un suelo con nutrientes para plantas.

Cultivar maracuyá (flor de la pasión)
Puedes utilizar la pasionaria para decorar muros, rejas, terrazas o glorietas, puesto que el maracuyá es una enredadera que puede llegar hasta 9 metros de altura.

Cultivar maracuyá (flor de la pasión)
Mantén el suelo bien humedo, regalo a menudo pero evita que se encharque.

Cultivar maracuyá (flor de la pasión)
Durante los meses de más calor, pulveriza la planta con agua cada diez dias para que no se seque.

Cultivar maracuyá (flor de la pasión)
Ten en cuenta que puedes usar la flor para decorar y que sus frutos maduran al final del verano y principios de otoño. Recuerda que su fruto es comestible pero sin abusar, ya que su ingesta puede ocasionar mareos, efectos tóxicos o alucinaciones.