Cultivar margaritas
Aunque casi todo el mundo dice que las rosas son sus flores favoritas, para mí son las margaritas. Quizás sea por diferenciarme del resto, porque las rosas me parecen sosas o porque me gusta mucho el colorido, pero el caso es que si alguien me pregunta siempre digo que las margaritas, especialmente si vienen en un ramo y son de diversos colores. Flor conocida por todos, cultivar margaritas es una opción tu ideal para tu jardín ya que podrás después decorar tu casa con ellas o simplemente darle un aire especial al jardín en donde las plantes.

Si te gustan las margaritas y quieres saber cómo cultivarlas, sigue leyendo que te daré unos consejos para que puedas hacerlo:

– Lo ideal es cultivarla en primavera para que estén preciosas en verano, aunque se pueden cultivar en cualquier época del año. Existen diferentes tipos y colores para que elijas las que más te gustan en base al resultado final o al color.

– Pueden plantarse por semillas, por corte directo o por división de matas. Muchas opciones y todas ellas igualmente eficaces, aunque siempre es más bonito ver cómo se van desarrollando y abriéndose.

– El cultivo por división de matas es el más sencillo y se hace comprando la planta adulta y que esté totalmente sana. De ahí coge la parte que tenga la tierra y las raíces y plántala en un lugar que reciba constantemente luz solar.

– El lugar en el que la plantes será determinante para su crecimiento y desarrollo correcto. El suelo debe ser fértil y estar bien aireado, además de ser regado con regularidad para que esté siempre húmedo pero no en exceso.

– Es de mantenimiento muy sencillo aunque debes prestarle mucha atención al crecimiento de los tallos ya que si crecen mal deberás optar por algún tutor para que se corrijan.