Cultivar plantas aromáticas en macetas
La aromatización natural de tu hogar es una auténtica delicia para los sentidos, y es que pocos perfumes podrían superar al que proporcionan las flores y plantas cultivadas en tu propia casa.

Tranquilo, porque no hace falta tener un buen jardín para poder disfrutar de esto: Un pequeño balcón y hasta un hueco en tus ventanas puede ser suficiente para plantar algunas de tus plantas aromáticas favoritas en macetas.

En este sentido, lo primero que tienes que tener en cuenta son las condiciones climáticas que precisarán las mismas: La mayoría de ellas requieren espacios soleados protegidos del frío (aunque también de los espacios interiores calefactados).

Cultivar plantas aromáticas en macetas
Las plantas aromáticas no necesitan ser abonadas demasiado regularmente (una vez al mes desde primavera hasta final del verano, como mucho, o un abono de liberación lenta), pero sí hay que mantener un control del riego puesto que los contenedores se secan antes que el suelo.

Aunque lo más recomendable es que las plantes de forma individual para asegurarte de que tienen un correcto desarrollo sin ser entorpecidas por otras plantas, en realidad también podrías plantar varios ejemplares de leve crecimiento en una misma jardinera.

Para controlar que además las plantas se desarrollen correctamente y se mantengan bellas y frondosas deberás ir realizando algunas podas para deshacerte de las flores marchitas y las hojas secas o desmejoradas.

Si estás interesado en plantar algunas aromáticas (que a menudo también te servirán en la cocina) debes saber que el romero, la salvia, la lavanda, el perejil, el orégano, la menta o la hierba luisa son algunas de las más habitualmente cultivadas. No obstante, hay una larga lista en la que puedes elegir.

¡Suerte!