cultivar-plantas-colgantes-1

Las especies colgantes se pueden utilizar tanto dentro de casa como en la terraza o el jardín. Gitanillas, fucsias, hiedras, petunias y begonias admiten la plantación en cestas gracias a los vástagos largos y flexibles que desarrollan.

cultivar-plantas-colgantes-2

Existen diversos tipos de recipientes colgantes: de alambre, de madera, plástico y terracota. Es importante elegir el más adecuado al lugar donde se va a ubicar, así como llevar a cabo una correcta plantación, que evitará posteriores problemas. También hay que pensar en las fijaciones, las cuerdas o las cadenas, para sostenerlas en la pared, ya que los cestillos, cuandos están llenos y húmedos, alcanzan un peso considerable.

cultivar-plantas-colgantes-3

Nuestro recipiente, sea cual sea el material de que esté hecho, debe tener un buen drenaje. Hay que forrar la cesta con musgo de esfagno húmedo y cubrirlo con plástico negro agujereado. Luego echaremos tierra encima. Para tener pronto la cesta hay que plantar especies ya arraigadas en macetas. Sólo hay que regar la planta para sacarla mejor de su tiesto y ponerla en el recipiente preparado. El mejor momento para hacerlo es en primavera. Dejaremos que arraigue a cubierto y la sacamos al exterior cuando ya no haga frío.

cultivar-plantas-colgantes-4

La planta más apropiada para una cesta colgante a pleno sol es la gitanilla, que necesita un riego regular, sin encharcar. La petunia colgante o surfinia soporta también sin problemas el pleno sol, pero requiere agua abundante y de forma regular, al igual que la campanilla tricolor. Al sol tenue o en semisombra, la Begonia tuberosa da buenos resultados si tiene bastante agua. En semisombra y con riego moderado crece bien la fucsia. Los grupos de aromáticas también dan buenos resultados en cestas colgantes.

cultivar-plantas-colgantes-5

Cuando las plantas hayan arraigado hay que abonar con un fertilizante líquido cada dos semanas. Se debe regar antes de abonar, ya que en caso contrario se perderían los nutrientes. Hay que cortar las flores o las hojas según se marchiten para que las plantas no pierdan fuerza. Deben podarse los tallos muy largos, estropeados y de crecimiento desordenado. Conviene prevenir las plagas y enfermedades. Y si las plantas crecen ladeadas, hay que girar el recipiente todas las semanas.

cultivar-plantas-colgantes-6

La importancia del riego en este tipo de soportes es tanta que merece la pena aprender la técnica. Como gran parte del sustrato se halla expuesto al exterior, se seca con rapidez. Por eso, a pleno sol y en tiempo caluroso y seco habrá que regar hasta dos veces al día. Si la cesta está situada en una posición muy elevada, utilizaremos un extensor o una caña fijada a la regadera o la manguera. También es posible colgar la cesta con un dispositivo de polea, que permite bajarla con facilidad. Se pueden añadir gránulos retentores de agua para evitar que la humedad se evapore tan rápidamente.