Cultivar plantas en peceras
¿Sabías que las peceras son perfectas para cultivar las plantas delicadas? Y es que además de conservar muy bien la humedad, protegen los ejemplares de las corrientes de aire y, como son transparentes, constituyen una pieza de gran valor decorativo.

Una de las claves de su eficacia para cultivar plantas delicadas reside en su forma. Como sus paredes son curvas y el diámetro del hueco es mayor que el del cuerpo, permiten conservar la humedad y contribuir a la conformación de microclimas que, a su vez, ayudan al desarrollo de las plantas en su interior. Pero aún hay más.

Ideales para personas con poco tiempo

Como las peceras conservan mejor la humedad y las pantallas no están sometidas a corrientes de aire, estos cultivos exigen menos cuidados que los que se realizan en macetas o en el suelo. Por eso, son ideales para las personas que no tienen tanto tiempo como le gustaría para dedicarle a sus plantas.

Cultivar plantas en peceras

Plantas recomendadas

Las mejores plantas para cultivar en peceras son las pequeñas, que no necesitan tanta luz y que se suelen adaptar bien a climas de mucha humedad, como los helechos, begonias u orquídeas.

Cómo plantar

Para cultivar plantas en macetas deberás colocar una mezcla de gravilla y piedras en la parte inferior y, por encima, una capa de musgo. Después deberás echar la tierra, que deberá ser un sustrato con muy buena capacidad de drenaje. El riego posterior al trasplante debe realizarse con cuidado para evitar un exceso de humedad. Lo mejor es pulverizar siempre el agua de riego.

Además, es importante tener cuidado de que el recipiente esté limpio en el momento del cultivo y colocarlo en un sitio bien iluminado pero que no reciba de modo directo los rayos de sol.