Cómo cultivar una higuera en tu jardín
Cada vez son más las personas que suelen usar su jardín para plantar y cultivar diferentes árboles frutales. Uno de los más populares y que tienen mayor aceptación es la higuera. Se trata de un árbol que requiere muy pocos cuidados y que con el que hay que saber elegir bien el lugar en el que plantarlo. Ello se debe a que es un árbol que no crece mucho en altura pero sí en anchura.

Si estás interesado en esta clase de árbol y quieres plantarlo en tu maravilloso jardín, no pierdas detalle y toma buena nota de los mejores consejos para que puedas cultivarlo sin problemas y consigas disfrutarlo.

Ideas generales sobre la higuera

La higuera es considerado un árbol pequeño dentro de los árboles frutales ya que no llega a los 5 metros de altura, sin embargo suele crecer bastante a lo ancho por lo que es importante el saber muy bien dónde plantarlo. Aparte de esto, hay que cuidar el tema de las raíces ya que también crecen bastante pudiendo levantar el suelo en el que ha sido plantada. La higuera es originaria de la zona del Medio Oriente aunque a día de hoy puede crecer en el Mediterráneo y en otras zonas del mundo como en los Estados Unidos, China o Brasil. Se trata de un árbol que puede crecer sin problema alguno en climas bastante secos en los que apenas llueve. Los frutos de la higuera se llaman higos y suelen madurar al terminar el verano, concretamente a finales del mes de septiembre. Si maduran durante la primavera, esos frutos reciben el nombre de brevas y tienen un mayor valor económico.

Cómo cultivar una higuera en tu jardín

Cuidados de la higuera

La higuera es un árbol que aguanta muy todo tipo de temperaturas desde las más frías a las más calurosas. Sin embargo la temperatura ideal para que pueda crecer sin problemas es la de 20 grados. Como ya te he comentado anteriormente no necesitan mucha agua para poder vivir y si la riegas en exceso puedes dañar seriamente sus deliciosos frutos. En cuanto al suelo a la hora de la plantación, los mejores son los ricos en calcio y que tengan un buen drenaje.

En el campo de la reproducción se puede hacer mediante semillas e injertos. Lo más fácil para la persona consiste en ir a un vivero y comprar una higuera que ya esté plantada y tenga al menos unos dos años de vidas. A la hora de su plantación es aconsejable el sujetar el tronco con un palo para que pueda crecer sin problema alguno. Si decides plantar una higuera la mejor época para hacerlo es en la época invernal para poder disfrutar de sus frutos durante el verano. En cuanto a la poda, al ser un árbol de tipo frutal debe hacerse una al principio y otra cuando haya dado los frutos. De todas formas los expertos en el tema aconsejan en no cortar en exceso ya que de lo contrario podría perjudicar seriamente a la higuera. De hacerlo es preferible durante los meses de febrero y de marzo.

Como has podido ver en este artículo, la higuera es un árbol muy sencillo a la hora de cuidarlo y no exige demasiado. Lo único que debes tener en cuenta es a la hora de plantarlo ya que como ya te he indicado anteriormente, se trata de un árbol que crece mucho más a lo ancho que de alto y sus raíces pueden llegar a levantar el suelo de tu jardín. De todas formas se trata de una buena elección para plantar en tu jardín y disfrutar de sus deliciosos higos.