Cultivar vegetales en otoño
Se dice que la estación del año que llega es una de las mejores para la plantación de vegetales en nuestro pequeño huerto casero, y es que durante esta época se dan las mejores condiciones climáticas para que los ejemplares se desarrollen de cara a la primavera.

Si tras el verano has vuelto a ponerte manos a la obra con ello presta atención a lo que te contamos y comienza a recoger materiales para empezar mañana mismo.

A continuación te dejamos algunos consejos acerca de los ejemplares que mejor se desarrollan durante los meses del otoño cuando los días comienzan a hacerse más fríos, grises y lluviosos.

Lechuga, espinacas, nabos, rábanos, coliflor, canónigos, zanahorias, remolacha, brócoli… Son muchísimos los vegetales que prefieren temperaturas menos soleadas y más frescas.

El primero de los consejos que te damos es desobedecer las instrucciones de uso de la mayoría de plantas que compres, y es que la profundidad de plantación de semillas puede ser de casi el doble de lo recomendado con el fin de aislarlas mejor.

En cuanto al riego lo mejor durante esta temporada es mantener bien húmedo el sustrato; piensa especialmente en el hueco de las semillas, que deberás mantener fresco con un mínimo de un par de riegos a la semana. Si aún así quieres proteger a tus semillas del sol y del profundo calor puedes cubrir el suelo con sobras de césped que tengas del verano.

En pocas semanas tus ejemplares germinarán, por lo que a partir de entonces lo más importante será llevar a cabo una poda que les haga mantener las buenas formas así como abonarlas, protegerlas de las enfermedades y de las plagas que puedan afectar a cada una de ellas.

Si llega en invierno puedes estar tranquilo, pues aunque muchas no soportarán las heladas la mayoría sí que son resistentes a temperaturas incluso bajo cero.