Cultivar Yuca
La Yuca es un arbusto que se caracteriza por ser muy resistente a la sequía y que no tolera muy bien las temperaturas extremadamente frías. Tiene los tallos gruesos y erguidos, con hojas de color verde que son rígidas y muy resistentes. Se suele cultivar como planta de interior y se pueden lograr tallos a diferentes alturas, lo que le dará un aspecto mucho más bonito y original que el que se consigue con cualquier planta normal.

De cada tallo surgen 2-3 ramificaciones que se llenan de hojas y que le dan un mayor volumen a la planta, siendo así como se consiguen los tallos de diferentes alturas. Lo cierto es que la Yuca se cultiva muy fácilmente siempre y cuando cumplas los requisitos que necesita para su desarrollo, que no son muchos.

Cultivo de la Yuca

– Iluminación: necesita estar en un lugar en el que haya mucha claridad pero siempre evitando que reciba los rayos del sol de forma directa. Lo mejor es que esté cerca de una ventana que filtre los rayos más fuertes, o si los recibe que no sea durante muchas horas al día.

– Temperatura: tal y como dije al principio, no tolera pasar mucho frío. Lo ideal es que pueda estar en una temperatura que oscile entre los 13 y los 18ºC, aunque en realidad salvo temperaturas muy frías puede adaptarse a cualquiera.

– Riego: tiene que ser moderado y dejar siempre que la tierra se seque entre uno y otro. Riega únicamente cuando veas que la tierra se ha secado. Si riegas demasiado se pudrirán las raíces, además de que las hojas amarillearán y se caerán.

– Abono: será suficiente con aplicar un abono adecuado una vez al mes.

Como curiosidad, una de las especies de Yuca, la Manihot Esculenta, es comestible. De ella es de donde se obtiene la tapioca y la mandioca.