Cultivo y cuidados de la planta de terciopelo
La llamada “Planta de terciopelo” pertenece a la familia de las Compuestas, concretamente al género Gynura. Es un género que está integrado por plantas arbustivas, trepadoras y vivaces, y que tiene su origen en las zonas más tropicales de Asia y África. Con las condiciones ambientales adecuadas, puede desarrollarse sin ningún problema en cualquier lugar del mundo.

Se la conoce también como ortiga de terciopelo o ginura, y es una planta con el tallo cuadrangular que tiene hojas de color verde oscuro que son muy atractivas. Sus flores son naranjas y tienen una pega, y es que desprenden un olor desagradable, aunque con eliminarlas es suficiente. Por todo lo demás, es una planta perfecta para decorar cualquier ambiente.

Cuidados más importantes

– Temperatura: necesita estar durante todo el año a una temperatura entre 15 y 25ºC, y no tolera en absoluto las temperaturas muy frías. Puedes pasarla al interior del hogar durante el invierno para que no se estropee.

– Iluminación: debe estar en una zona muy luminosa, así que evita la sombra, al menos durante buena parte del día. Si está en interiores, elige la ventana en la que más sol se reciba durante el día.

– Suelo: hay que utilizar un sustrato normal para macetas, que se puede encontrar en cualquier tienda que venda plantas.

– Trasplante: lo ideal es hacerlo cada 3-4 años, siempre durante la primavera o el verano.

Cultivo y cuidados de la planta de terciopelo
– Riego: tiene que ser abundante, pero con cuidado de no encharcar, especialmente en la época de más calor. Durante el invierno hay que regar menos ya que no consumirá tanta agua.

– Abono: aplica un fertilizante mineral cada 15 días durante el verano.

– Plagas y enfermedades: si la planta no recibe luz suficiente, es muy fácil que se vea atacada por pulgones.

– Multiplicación: la mejor opción es hacerla por esquejes cuando llega el final del verano ya que es una planta que enraiza muy rápidamente.