Cultivo y cuidados del cactus de barril
Los cactus son uno de los tipos de plantas que más pueden verse en cualquier lugar, ya sea un hogar, un jardín, un negocio o hasta en pleno desierto. Hoy me gustaría escribir sobre el cactus de barril, una especie que puede llegar a alcanzar los 4 metros de altura si está en su hábitat natural, que es el desierto de California y algunas zonas de México, Arizona o Nevada.

De todas formas, puede cultivarse en cualquier lugar del mundo si se cumplen las características que necesita para su cultivo. El cactus de barril tiene costillas prominentes y grandes espinas, variando su color en función de su especie desde el grisáceo hasta el verde azulado. Sus flores duran pocos días y son acampanadas, floreciendo en primavera y verano y pudiendo ser naranjas, rojas o amarillas.

Sus cuidados

– Ubicación: el lugar en el que mejor se desarrolla es aquel en el que esté a pleno sol, y si lo vas a tener en interiores debe ser un lugar muy bien iluminado.

– Abonado: debes aplicarlo únicamente durante el verano, abonando con fertilizante líquido cada 15 días.

– Riego: es necesario regarlo únicamente durante el verano, aplicando siempre riegos moderados para que no se encharque. El exceso de humedad puede matarlo.

Cultivo y cuidados del cactus de barril
– Plagas y enfermedades: si sufre sequía durante el verano, es muy posible que se vea afectado por pulgones o arañas rojas.

– Suelo: el mejor terreno para el cactus de barril es el que tenga un sustrato especial para cactus, el cual puedes encontrar en cualquier tienda especializada.

– Multiplicación: puede multiplicarse tanto por semillas como por retoños.

– Usos: puedes utilizarlo en exteriores si hay clima mediterráneo, y si el clima es más frío quedará muy bien en interiores, pero siempre utilizando una maceta grande.