Cultivo y cuidados del cactus estrella
Si te gustan los cactus, hay muchas variedades entre las que poder elegir para poder darle un toque diferente a cualquier lugar, ya sea en el interior del hogar o en un jardín, terraza o patio. Hoy me gustaría escribir sobre el cactus estrella, que tiene su origen en México y que es el de mayor tamaño de todos los que pertenecen a la familia Astrophytum.

Su tallo es esférico en sus primeros años pero según va creciendo se vuelve columnar. Los ejemplares silvestres más mayores pueden llegar a alcanzar un metro de altura y unos 30 centímetros de diámetro, aunque en su cultivo normal no suele crecer más allá de los 30 cm de alto. Las aréolas están separadas y tienen entre 5 y 11 espinas, tanto rectas como agudas, que son de color pardo y con una longitud que puede alcanzar los 3 cm.

Sus cuidados

– Iluminación: si está al aire libre, necesitará estar a pleno sol, mientras que si está en interiores necesitará que sea un lugar bien iluminado. Le viene bien la sombra en las horas en las que el sol es más fuerte.

– Temperatura: no tiene muchos requerimientos en este sentido, aunque el frío lo tolera únicamente si el ambiente es seco.

– Sustrato: necesita que esté bien drenado. Para que sea mucho más beneficioso y el cactus se desarrolle mejor, añade un 25% de arena gruesa al sustrato estándar.

– Riego: este cactus necesita poca agua, menos incluso que el resto de variedades. El cuello se puede pudrir con mucha facilidad, así que riega poco y en la parte más exterior para que no le llegue el agua a esa zona. Riega únicamente cuando la tierra se haya secado por completo.

– Multiplicación: la forma más común de hacerla es mediante semillas en semilleros.