Cultivo y propiedades del Clavel de Indias
Algunos ejemplares son ornamentales, otros buenos para la salud y otros beneficiosos para el jardín por algún que otro motivo… El Clavel de Indias, sin embargo, es una planta ideal para muchísimos fines distintos entre los que destaca su capacidad plaguicida.

¿Quieres conocer más acerca de este magnífico ejemplar? Echa un vistazo a lo que te contamos y no esperes más para aprovechar sus múltiples propiedades.

El Clavel de Indias es una planta anual de entre 30 y 50cm que regala hermosas flores hermafroditas de intensos colores cálidos (naranja, rojo y amarillo) durante los meses más cálidos del año (julio y agosto habitualmente).

De sus flores, tallos, hojas y de la planta entera se derivan algunas de sus principales propiedades:

– Ornamental: Sus preciosas flores son ideales para dar vida, alegría y color al suelo de tu jardín o tus jardineras en el balcón.

– Aromática: La deliciosa fragancia de la flor de esta especie se utiliza para la creación de aceites esenciales y perfumes. De este modo, tenerla en casa supondrá una magnífica aromatización natural.

– Medicinal: Con las hojas de esta planta podemos hacer infusiones contra la tos, utilizarlo como antiinflamatorio, desinfectante o cicatrizante, por ejemplo.

– Plaguicida: Algunas propiedades de la planta le proporcionan un efecto inhibidor sobre los nematodos, los aléurodos y de ciertas malezas y lo convierten en un buen biofumigante para los jardines.

– Abono: Cumple la triple acción de tapizar el suelo, actuar contra los nematodos y mejorar la estructura del suelo por sus raíces. También proporciona una buena materia vegetal para producir compost.

Cultivo y propiedades del Clavel de Indias
¿Cómo cultivarla? Esta planta tropical de origen sudamericano (México, Nicaragua, Bolivia, etc.) tan cultivada ya en Europa y Estados Unidos puede ser plantada tanto en suelos arcillosos como en los arenosos siempre y cuando cuenten con un buen drenaje que permita que la planta se hidrate sin encharcarse. En cuanto a la ubicación, es preciso cultivar este ejemplar en lugares soleados: a pesar de que resiste temperaturas hasta los 0ºC no podrá desarrollarse correctamente en espacios a la sombra ni en lugares donde se produzcan heladas.

Entre las especies más comunes se encuentran las del género de las Tagetes como la T.patuda (con variedades como Harmony y Golden Harmony), la T.erecta, la T.tenufolia o la minuta (se desarrolla mucho más), por ejemplo.