Dar alegría al jardín
Con el cambio de las estaciones la naturaleza se ha vuelto más caprichosa, las plantas han alterado su ciclo vital, por lo que cada vez es más complicado ver un jardín florido. Las flores sirven para decorar cualquier jardín. Si deseas que el tuyo luzca con todo su esplendor toma nota de estos consejos para que siga siendo el jardín de la alegría.

Lo primero es elegir las plantas, la elección debe ir acorde con el gusto y personalidad de cada uno. Sin embargo, es recomendable tener en cuenta algunas cosas para que el éxito esté garantizado. Teniendo en cuenta esta lista de ideas las plantas estarán con seguridad bien ubicadas:

■ Escoge mejor formas irregulares: Los macizos cuadrados, rectangulares o redondos pueden ser un poco aburridos o sosos. Mejor decidete por los ovalados, colocalos en posición diagonal o curva para dotar de más movimiento al jardín, así conseguirás dar un toque más silvestre al jardín.

■ La combinación de las texturas: Es un factor clave, cuanto más variadas sean las distintas plantas que forman el macizo, más interés visual despertarán y su atractivo será mayor. Intenta combinar especies puntiagudas y con espinas como las de los cardos con las de formas sinuosas y delicadas. Verás como el efecto es bastante interesante.

■ Respecto a los colores es ideal que combines tonos de la misma gama, para dar una uniformidad. Para asegurar la elegancia del macizo combina los tonos de las flores con los de los distintos follajes, opta por los contrastes entre ramas y flores.

■ La temporada de plantación habrá que distribuirla en diferentes etapas para que luego se equipare el crecimiento del total de las plantas. Por ejemplo, las plantas perennes es bueno plantarlas a finales del mes de abril o principios de mayo.

■ Si agrupas cada macizo de especies diferentes alturas reserva las más esbeltas o altas para el interior del macizo y las más reducidas para los bordes de fuera. Prueba de colocar flores más densas para crear más volumen.

■ Si quieres añadir aroma y color apuesta por plantas enredaderas y trepadoras que puedes colocar sobre vallas, muros o para cubrir el techo de pérgolas, porches y túneles.

■ En todo jardín no pueden faltar grupos de rosas, seguro que tendrán un encanto especial. Mientras que para los espacios sobrantes se podrá rellenar con diminutas flores, tipo margaritas. Respecto al tamaño tampoco es bueno que sean demasiado grandes para no saturar.