Cómo decorar un jardín estilo oriental
Si hay un estilo de jardín que me relaja y me hace sentir bien es y será siempre un jardín al estilo oriental. Es un jardín que además de colorido tiene elementos que nos ayudan a conectar con la naturaleza y a encontrar nuestra paz interior (como arena, piedras o agua). Si te gusta todo lo relacionado con lo oriental es más que probable que este estilo para el jardín también sea una buena idea para tu hogar.

Los jardines al estilo oriental conseguirán un ambiente diferente en tu hogar y además mostrarán a todos tus invitados tu buen gusto y tu personalidad. Este tipo de jardines aportan gran positivismo y buena energía para todas aquellas personas que tienen la oportunidad de disfrutar de él. En este tipo de jardines habrá influencias de feng shui, algo que también te aportará buena energía.

Un pequeño paraíso

Lo primero que deberás tener en cuenta es que deberás crear un pequeño paraíso en tu propio jardín para sentir que estás conectado con la naturaleza. Los jardines orientales necesitan estar conectados con la naturaleza y por eso no podrán faltar fuentes, plantas de colores, caminos de piedras o de arena… y sobre todo, orden y limpieza.

Quizá pienses que no tienen nada que ver, pero los jardines orientales siempre me han recordado de algún modo a los jardines más minimalistas puesto que el orden, la elegancia, la limpieza y la conexión con la naturaleza son los protagonistas, ¿tú también le encuentras parecido?

Cómo decorar un jardín estilo oriental

Un bonito paisaje

Si lo que deseas es conseguir un jardín oriental que muestre todo su esplendor, no podrás olvidarte del confort y conseguir un bonito paisaje con diferentes texturas, colores, plantas y piedras. Deberás colocar cada elemento de forma estratégica para poder conseguir buenos efectos visuales. Puedes buscar la inspiración en imágenes de jardines orientales y adaptarlos al espacio que tienes disponible en tu hogar.

La relajación como protagonista

En un jardín oriental deberás conseguir que la relajación sea algo importante a encontrar. El uso de fuentes, del agua, de las plantas, de lugares para sentarse, de farolas o farolillos, de luces artificiales… todo deben tener un buen conjunto para conseguir que el jardín decorado al estilo oriental sea un lugar perfecto para la relajación y el bienestar de todos los que tengan la suerte de poder usarlo. Se convertirá en un lugar preferido por muchos gracias a todos sus detalles ornamentales.